Nacido para mezclarse

Cutty Sark fue creado para ser mezclado.

Nació como un whisky suave y ligero perfecto para combinar. Eran tiempos donde el whisky se disfrutaba en grandes fiestas, donde la gente se mezclaba e interactuaban personas diferentes entre sí. Y ya desde su nacimiento, Cutty Sark fue diferente al resto de whiskies escoceses, que se bebían solos, ya que a diferencia de ellos, Cutty Sark había nacido para mezclarse.